Municipios BA

Otro duro revés para Egüen: Lacunza dictó conciliación obligatoria por los despidos en 25 de Mayo

Publicado marzo 22, 2024 por databonaerense - 122 visitas


Luego del fallo del Juez Elpidio Portocarrero de falta de mérito de Lafuente y Pelosi en la causa del Sindicato de Trabajadores Municipales iniciada por el Intendente Ramiro Egüen, en las últimas horas el Delegado Regional de Trabajo y Empleo del Ministerio de Trabajo de la Provincia, Oscar Lacunza, dictó conciliación obligatoria por el despido y modificación de condiciones de trabajo de manera injustificada a trabajadores.

Allí se fijó el 28 de diciembre como fecha de comienzo del conflicto entre la Municipalidad de 25 de Mayo y la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia debiendo “retrotraerse la situación a la existente con anterioridad”.

Se considera que la entrada en vigencia del decreto 814/23 y la ordenanza 3533/23 resultan violatorios de los derechos adquiridos por los trabajadores amparados por la ley provincial 14.656, artículo 70 y ordenanza municipal 1825 articulo 31 vulnerando asimismo las garantías constitucionales del artículo 14 bis de la Constitución Nacional.

Asimismo se entiende que el Conflicto Colectivo de trabajo planteado es de extrema gravedad; que por consiguiente resulta necesario disponer las medidas pertinentes a fin de mantener la paz social y poner en funcionamiento los mecanismos legales a disposición, para promover una solución pacífica y legal al conflicto existente atendiendo a la necesidad pública de contrarrestar eventuales desbordes que pudieran suscitar las acciones de las partes.

También se informa que la autoridad de aplicación está facultada para disponer la celebración de las audiencias necesarias para lograr acuerdo, siendo obligatoria la concurrencia de las partes que serán notificadas fehacientemente bajo apercibimiento de ser conducidas por la fuerza pública.

Por último, Lacunza dispone intimar a la empleadora a abstenerse de tomar represalias de ningún tipo contra el personal representado por la organización sindical ni con ninguna otra persona y exhorta a las partes a “mantener la mejor predisposición y apertura para negociar los temas sobre los cuales mantienen diferencias y contribuir, de esa manera, a la paz social y a mejorar el marco de las relaciones laborales de las partes involucradas”.