Provinciales

Por las lluvias, bajó la superficie con sequía pero en la provincia afecta a 50 municipios del interior

Publicado abril 20, 2023 por databonaerense - 160 visitas

Pese a las precipitaciones, a nivel país sigue alta el área afectada: 138.015.262 hectáreas. La reducción con la medición anterior fue de 35 millones de hectáreas.


Las lluvias de marzo pasado mejoraron las condiciones de humedad en una amplia región del centro del país, lo que se reflejó en una reducción de la superficie afectada por sequía a nivel país en casi 35 millones de hectáreas. La categoría severa bajó fuertemente en Santa Fe, Corrientes y Entre Ríos, pero aún afecta a gran parte de la provincia de Buenos Aires e impacta en unos 50 municipios del interior.

Estos datos se desprenden de un relevamiento de la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías. En el país, la cantidad de superficie bajo sequía, de acuerdo al reporte, descendió a 138.015.262 hectáreas entre agricultura, ganadería y forestación.

“Tras otro mes con predominio de calor extremo y olas de calor inéditas, los eventos de lluvias intensas retornaron gradualmente a varias regiones del país y los primeros signos de cambios se hicieron notar hacia la segunda mitad del mes. Lluvias por sobre lo normal se registraron mayormente sobre el NOA, región central, Cuyo, centro del Litoral y sur de Buenos Aires, zonas en donde se comenzó a evidenciar una mejoría respecto del mes anterior”, apuntó el trabajo.

Y aclaró que la “excepción” fue gran parte de la zona núcleo, en donde el calor extremo y la falta de lluvias “volvieron a golpear fuerte durante casi todo marzo”.

De hecho, si uno analiza la medición de febrero con la de marzo, se ve en el territorio bonaerense una merma de la zona castigada por sequía leve y moderada, aunque sigue siendo alta la cantidad de distritos golpeados por la sequía severa. En ese sentido, a la veintena de comunas del conurbano, se suman unos 50 del interior que atraviesan una situación compleja en sus regiones agropecuarias.

Entre los municipios bonaerenses que tienen toda superficie (o parte de ella) afectada por sequías severas están General Villegas, Rivadavia, Ameghino, Pinto, Alem, Arenales, Colón, Pergamino, Rojas, Lincoln, Viamonte, Junín, Tejedor, 9 de Julio, Bragado, Alberti, Chacabuco, Salto, San Nicolás, Ramallo, San Pedro, Arrecifes, Capitán Sarmiento, Baradero, Zárate, Carmen de Areco, San Antonio de Areco, San Andrés de Giles, Exaltación de la Cruz, Campana, San Fernando, Escobar, Pilar, General Rodríguez, Luján, Las Heras, Mercedes, Navarro, Suipacha, Chivilcoy, Carlos Casares, Cañuelas, Lobos y 25 de Mayo.

También Marcos Paz, Monte, General Paz, Brandsen, Chascomús, San Vicente, La Plata, Ensenada, Berisso, Magdalena y Punta Indio. Además, se suman los del conurbano: Almirante Brown, Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, La Matanza, Morón, Tres de Febrero, San Martín, Vicente López, San Isidro, Quilmes, Berazategui, Florencio Varela, Esteban Echeverría, Ezeiza, Moreno, Merlo, Malvinas Argentinas, Hurlingham, Ituzaingó, Tigre, San Fernando, José C. Paz y San Miguel.

Las precipitaciones, según el informe, se dieron hacia el final del período crítico de los principales cultivos, por lo que “no significarían mejoras importantes”, sumado a que afectan negativamente las labores de cosecha donde hubo excesos.

Por otro lado, los índices de humedad de suelo muestran una “clara mejora” tras la ocurrencia de lluvias en el NOA, en la región central y pampeana. Se destacó la mejora en Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y el sudeste bonaerense. En otras zonas las lluvias fueron menores y no permitieron la recarga de los perfiles.

Si bien hubo un cambio, el impacto de la sequía en los índices de vegetación continúa reflejándose en el centro y norte de Buenos Aires, norte de La Pampa, este de Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes, donde “se observan mayoritariamente valores por debajo de mínimos históricos”.

En relación a la cuestión hidrológica, se sostienen los valores muy bajos de altura en numerosos cursos fluviales intermedios, así como lagunas y otros cuerpos de agua ante la sequía. Se sostuvo la recuperación de los principales sistemas hídricos, principalmente aguas arriba en el Paraná, Paraguay e Iguazú, entre otros ríos importantes

La Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías está integrada por especialistas de instituciones nacionales que integran la RED Gircyt que aportan productos y herramientas para el seguimiento de las condiciones meteorológicas y agronómicas vinculadas a sequías en la Argentina.