El Destacado - Nacionales

Córdoba: Murió un policía mientras le tomaban la prueba física para lograr un ascenso

Publicado octubre 18, 2023 por databonaerense - 177 visitas

Se trata de un suboficial que tenía 39 años e integraba la Policía de Córdoba. Los médicos intentaron reanimarlo durante 40 minutos.


Un conmocionante hecho se produjo durante las últimas horas y es que un policía murió mientras realizaba una prueba física para lograr un ascenso. La víctima fue identificada como Leandro José Galfré, un suboficial de 39 años de la Policía de Córdoba. Según informaron fuentes oficiales, todo ocurrió en la Escuela de Suboficiales de la provincia y los médicos intentaron reanimarlo durante 40 minutos, pero no pudieron evitar el trágico desenlace.

Tras la muerte súbita de Galfré, el comisario mayor Gabriel Bosque, director de Sanidad Policial, se refirió al caso y dijo que el área contaba con servicio de emergencia, como área protegida, pero admitió que no tenían un desfibrilador. Por su parte, desde el Gobierno de la provincia, emitieron un comunicado y detallaron que el suboficial “se encontraba rindiendo el test de 1.000 metros para el curso de ascenso, una prueba que es de moderada a leve, adaptada a la franja etaria”.

La actividad recién empezaba cuando Galfré se descompuso. “El efectivo contaba con apto médico de su cardiólogo particular y estudios complementarios y apto médico laboral del mes de agosto. La actividad física estuvo supervisada por personal médico del área de la salud como así también por un profesional de la educación física”, agregó el informe oficial que fue difundido por los medios locales.

El fiscal a cargo de la investigación, Andrés Godoy, ordenó la realización de la autopsia tras la muerte del suboficial. Las conclusiones de los forenses serán clave para determinar las causas efectivas de la muerte del hombre. Además, tiene previsto tomar declaración a los testigos y a personal policial, y analizar las condiciones previas de salud de Galfré, entre otras medidas.

Cabe destacar que en paralelo a la investigación penal, la Dirección General de Control e Investigación de las Fuerzas de Seguridad confirmó que inició su propio proceso para determinar si hubo alguna responsabilidad administrativa detrás de la tragedia y, si corresponde, aplicar algún tipo de sanción.