El Destacado - Elecciones 2025 - Nacionales

El arzobispo porteño quedó “azorado y sorprendido” con la propuesta de La Libertad Avanza

Publicado octubre 19, 2023 por databonaerense - 208 visitas

Jorge Ignacio García Cuerva repudió los dichos de Benegas Lynch, un economista referente del espacio de Milei, quien propuso romper relaciones diplomáticas con el Vaticano mientras Jorge Bergoglio siga siendo Papa. “Para los católicos la figura del Santo Padre, más allá de quien sea porque convencidos estamos de que acá interviene el Espíritu Santo, no es solamente una autoridad sino que es nuestro pastor, nuestro referente universal", sostuvo.


El arzobispo de Buenos Aires Jorge Ignacio García Cuerva dijo este jueves estar “azorado y sorprendido” con la propuesta de cortar relaciones diplomáticas con el Vaticano, mientras el argentino Jorge Bergoglio sea el Papa, expresada el miércoles durante el cierre de campaña de La Libertad Avanza, al tiempo que exhortó a “no dejar el Evangelio en la puerta del cuarto oscuro”, en un mensaje de cara a las elecciones presidenciales del próximo domingo.

“Lo escuché y quede azorado, sorprendido, en un momento en el que tratamos de pedir una Argentina unida”, dijo el arzobispo este jueves en declaraciones a radio Perfil.

En el marco del cierre de campaña que realizó el candidato presidencial Javier MIlei en el estadio Movistar Arena del barrio porteño de Villa Crespo, el economista Alberto Benegas Lynch pidió “cortar relaciones con el Vaticano”.

“Para los católicos la figura del Santo Padre, más allá de quien sea porque convencidos estamos de que acá interviene el Espíritu Santo, no es solamente una autoridad sino que es nuestro pastor, nuestro referente universal. Es por lo menos como impactante”

“Por consideración y respeto a mi religión católica creo que habría que imitar lo que hizo el presidente Roca y suspender las relaciones diplomáticas con el Vaticano mientras allí prime el espíritu totalitario”, afirmó el dirigente, quien es calificado por Milei como “un prócer del liberalismo”.

En respuesta, García Cuerva dijo: “Nos encontramos azorados con este cierre de campaña en el que propone alguien en nombre de ‘mi religión católica’, debe tener una religión privada, propia”.

“Para los católicos la figura del Santo Padre, más allá de quien sea porque convencidos estamos de que acá interviene el Espíritu Santo, no es solamente una autoridad sino que es nuestro pastor, nuestro referente universal. Es por lo menos como impactante” la propuesta, consideró el arzobispo en sus declaraciones de la mañana del jueves.

Destacó también que, en un momento como el que están viviendo los argentinos, “yo quisiera romper las relaciones con la inflación, con la marginalidad”, y aseguró que “hay que buscar puntos de encuentro”, en lugar de este tipo de declaraciones “en las que nos encontramos con una nueva grieta”.

García Cuerva recordó que en el ejemplo que Benegas Lynch usó, en 1884, cuando se promulgó la Ley de Educación N° 1420, si bien el presidente Julio A. Roca le había retirado el permiso diplomático al nuncio apostólico de ese entonces, “fue el mismo Roca quien restableció la relación diplomática 16 años después”, y agregó que “tenemos que aprender de la historia” porque “este tipo de enfrentamientos no nos sirve”.

“Respeto cualquier motivación que tenga la gente para votar a su candidato”, dijo el arzobispo porteño y agregó: “Pero lo que me impactó fueron los aplausos y gritos de vivando con que respondieron a la propuesta de romper relaciones con la Santa Sede” y que eso lo hagan “en nombre de la libertad”.

“Como argentino me asusta que en nombre de la libertad podamos aplaudir romper relaciones, quebrar vínculos, dejar de tender puentes”, afirmó.

En un mensaje de cara a los comicios del domingo, García Cuerva expresó: “Hay que animar a que vivamos el proceso eleccionario con esperanza. Votar con los valores del Evangelio”.

“No hay que dejar el Evangelio en la puerta del cuarto oscuro, sino que también votar con los valores del Evangelio. Votar pensando en la solidaridad, los que más sufren. Votar pensando en que Argentina tiene que salir adelante. Para ello, propongo esto de que no dejemos el Evangelio en la puerta del cuarto oscuro, que también seamos cristianos a la hora de elegir”, concluyó.