El Destacado

Confirman un nuevo caso de “cura” del VIH tras un trasplante de médula ósea

Publicado julio 21, 2023 por databonaerense - 183 visitas

Previamente otras cinco personas ya han sido consideradas como probablemente curadas del virus del SIDA, luego de ese procedimiento, pero este paciente suma una particularidad.


Un hombre conocido como “el paciente de Ginebra” mostró signos de remisión del VIH a largo plazo después de recibir un trasplante de médula ósea, un nuevo caso que abre nuevas posibilidades para la cura de esta enfermedad por sumar, además, una particularidad.

La novedad es que la médula ósea que recibió este enfermo carece de una mutación que ya ha sido detectada por los científicos, y que logra bloquear el virus del sida.

Su caso fue presentado en Brisbane, antes de la Conferencia de la Sociedad Internacional del SIDA que comienza el domingo en Australia.

Previamente otras cinco personas ya han sido consideradas como probablemente curadas del virus del SIDA, tras haber recibido un trasplante de médula ósea.

Todos los pacientes curados tenían una situación muy particular en común: sufrían de cánceres en la sangre y tuvieron un trasplante de células madre que renovó profundamente su sistema inmunológico.

Pero en todos esos casos, su donante presentaba una rara mutación, de un gen conocido como CCR5 delta 32, que previene la entrada del VIH en las células.

Para el “paciente de Ginebra”, la situación es diferente: en 2018, para tratar una forma de leucemia particularmente agresiva, se tuvo un trasplante de células madre.

Pero esta vez, el trasplante provino de un donante que no portaba la famosa mutación CCR5.

Veinte meses después de haber interrumpido el tratamiento antirretroviral, el virus sigue siendo indetectable en su cuerpo.

El paciente es atendido por los Hospitales Universitarios de Ginebra, en colaboración con el Instituto Pasteur, el Instituto Cochin y el consorcio internacional IciStem.

Su tratamiento antirretroviral se redujo paulatinamente y se suspendió definitivamente en noviembre de 2021.

Los equipos científicos no descartan que el virus aún persista, pero consideran que se trata de una nueva remisión de la infección por VIH.

Dos casos anteriores, conocidos como los “pacientes de Boston”, también habían recibido células madre normales durante sus trasplantes.

Pero en ambos casos, el VIH volvió a esos pacientes unos meses después de dejar de tomar antirretrovirales.

Asier Saez-Cirion, científico español del Instituto Pasteur de Francia, que presentó el caso del paciente de Ginebra en Brisbane, dijo a la AFP que si no hay señales del virus después de 12 meses “la probabilidad de que sea indetectable en el futuro aumenta significativamente”.

Hay un par de posibles explicaciones de por qué el paciente de Ginebra permanece libre de VIH, dijo Saez-Cirion.

“En este caso específico, quizás el trasplante eliminó todas las células infectadas sin necesidad de la famosa mutación”, dijo.

“O tal vez su tratamiento inmunosupresor, que se requirió después del trasplante, jugó un papel”, añadió.

Sharon Lewin, presidenta de la Sociedad Internacional del SIDA que celebró la conferencia científica sobre el VIH en Brisbane, dijo que el caso era “prometedor”.

“Pero aprendimos de los pacientes de Boston que incluso una sola” partícula del virus puede provocar un repunte del VIH, advirtió.

“Este individuo en particular deberá ser monitoreado estrechamente durante los próximos meses y años”, dijo la experta.

Si bien estos casos de remisión a largo plazo generan esperanzas de que algún día el VIH pueda realmente curarse, el brutal y arriesgado procedimiento de trasplante de médula ósea no es una opción para las millones de personas que viven con el virus en todo el mundo.

Pero este paciente abre esperanzas de que los casos de remisión puedan apuntar hacia nuevas vías de investigación, como el papel potencial que desempeñan los tratamientos inmunosupresores. (DIB)